Skip to content

El WhatsApp da dolor de cuello… ¡cuidado!

El WhatsApp es un arma de doble filo. No solo te hace tener la mirada fija en una pantallita minúscula durante todo el día… si no que además ya se sabe que el cuello lo sufre.

Además, los jóvenes son la víctima más peligrosa. Entre este sector de la población, el uso llega hasta las 5.000 horas, lo que puede provocar la pérdida de la curvatura natural. Suena peligrosamente a que pueden deformarse ¿Te imaginas? Próximamente adolescentes con cuello de ganso.

¿Te imaginas que el cuello se nos queda así?

¿Hasta dónde aguanta nuestro cuerpo?

Por tanto, tienes que tener en cuenta algunos consejos para la salud de tu cuerpo, en este caso, de tu cuello. El peso que pueden soportar nuestras cervicales van desde los 12 kilos, a 15 grados de inclinación, hasta los 27 kilos, a 60 grados, según los expertos.

artritis-dolor-pulgar-300x199
La posición con la que se coge el móvil produce artritis y dolor de pulgar.

Pero no queda ahí la cosa: La muñeca, los ojos, la columna… fisioterapeutas están alertando sobre los problemas que puede traer el abuso de los smartphones.

Igual que desde hace unos años, cuando las oficinas empezaron a instalar ordenadores personales para cada trabajador, se avisó de los posibles problemas de espalda, ahora hay que prevenir de que una mirada al móvil no tiene efecto, pero repetir la acción trescientas veces cada día… son granitos de arena que forman al final una imponente playa. Puede derivar, según su nombre científico, una neuralgia occipital.

1

Romper con las malas rutinas

Como la imagen propone, el ejercicio no lo tiene que hacer el cuello, sino el brazo, que no sufre tanto. Es complicado romper estas rutinas, y es difícil adaptar las pequeñas acciones pensando a largo plazo. Las maneras correctas de coger el móvil son las siguientes:

Moviles cuello

No hay que olvidar que los móviles no tienen solo efectos negativos en el físico, sino también en el mental. La incorporación de las redes sociales, hacen que el usuario esté en una constante conexión con el mundo. Según estudios de la BBC, esto produce un aumento del estrés. Pero en cuanto a los problemas que aquí tratamos, la solución es sencilla, aunque aplicarla es otro asunto: El consejo para curar el problema es cambiar la postura cada hora y no abusar del móvil.

La fisioterapeuta Priya Dasoju propone alguna solución, que simplemente consiste en elementos muy leves. «Poner un recordatorio en el teléfono para asegurarte de que no estás en la misma posición durante muchos minutos consecutivos».

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *