Skip to content

Un bolígrafo 3D que imprime células madre al instante

Se trata de un experimento de prueba creado por investigadores de Australia.

Dibujan células madre humanas, creadas en 3D con altas tasas de supervivencia. Su utilización sería similar a la de un lápiz manual, que en este caso crearía patrones libres que sirvan para esculpir implantes de cartílago en una cirugía.

El dispositivo está desarrollado para que los cirujanos puedan esculpir directamente los implantes de cartílago durante la cirugía, de forma totalmente personalizada. Este diseño ha sido el resultado de una colaboración entre investigadores del Centro ARC de Excelencia183808_biopen_principal para la Ciencia de Electromateriales (ACES) e investigadores y cirujanos ortopédicos del Hospital de San Vicente, situado en Melbourne, Australia. Un trabajo innovador que ha sido publicado en la revista Biofabrication.

Tal y como explica el Centro Australiano ACES ensu página web, la tasa de supervivencia de las células madre que se crean con el bolígrafo se encuentra por encima del 97%. La explicación a esto es que usa una bio-tinta en hidrogel que permite transportar y dar soporte a las células madres humanas y ofrece una fuente baja de luz para solidificar a su vez la tinta.

La revolución a través de la bioimpresora 3D

La bioimpresora 3D pretende revolucionar la ingeniería de tejidos, ya que puede utilizarse para imprimir células, capa por capa o para construir tejidos artificiales para su implantación. Esta idea resulta especialmente innovadora para algunas aplicaciones como puede ser la reparación del cartílago, ya que no puede conocerse con precisión la geometría exacta de un implante antes de comenzar con la cirugía, siendo prácticamente imposible llevar preparado con antelación un implante de cartílago artificial. Por tanto, la idea de que sea el propio cirujano el que sostenga el bolígrafo con su mano le permite un control antes inimaginable, consiguiendo llenar y tratar los defectos a medida.

boli«El desarrollo de este tipo de tecnología sólo es posible con la interacción entre los científicos y los médicos clínicos: éstos para identificar el problema y los científicos para desarrollar una solución», dice el profesor Peter Choong, director de Ortopedia del Hospital de San Vicente. El éxito de la investigación consiste en pensar en las limitaciones prácticas y diseñar un dispositivo adaptado a las necesidades que se encuentran. En este caso, se había encontrado un problema en la cirugía para el cual se ha creado un dispositivo pequeño, ergonómico, ligero y esterilizable. Con una fuente de luz a baja potencia que se fija en el dispositivo y permite solidificar la tinta durante su dispensación.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *