Skip to content

La tecnología como acceso al fondo del mar

El vínculo entre la historia y la tecnología están estrechamente ligadas entre sí. Un claro ejemplo de ello, es la Oceanology International 2016. Se trata de un evento a nivel mundial en el que se relatan los avances tecnológicos más importantes en la exploración marina.

Tradicionalmente España ha invertido una cuantiosa cantidadOperationlune_post en explorar y hallar los naufragios sufridos por nuestros antepasados a lo largo del planeta. Actualmente, los avances en esta materia han sido muchos e importantes. Tanto es así, que se puede observar perfectamente el fondo marino, que ha sido previamente dibujado y cartografiado a la perfección por las nuevas herramientas existentes, permitiendo una mayor exactitud a la hora de iniciar una búsqueda determinada. Hace dos años, la aparición de los drones submarinos abrieron un gran abanico de posibilidades, pero en esta última edición la joya de la corona han sido los AUVS.

Los AUVS, los drones acuáticos del futuro

Son una autosub_img3auténtica realidad, al contrario que sus predecesores, éstos cuentan con una mayor autonomía, una mayor capacidad de rastreo y por lo tanto una mayor eficacia. Uno de los más importantes expertos de este sector, Vicente Carrasco afirma que «además de la autonomía de los AUVS, la interacción entre superficie y el medio submarino ha experimentado una importante evolución». Los AUVS, permitirán aumentar considerablemente el éxito de las operaciones, además de reducir sustancialmente el tiempo dedicado a cada una de ellas.

Pero no sólo los AUVS, fueron los que centraron la atención del gran público. Los ROVS, submarinos monitorizados permiten bajar a una profundidad mucho mayor de lo que se podía hasta el momento, además de ser no tripulados y contar con una visión de rayos infrarrojos para poder detectar a la perfección cada uno de los elementos del fondo marino.
ROV2

Expediciones como la de IEO y ARQUA han permitido a nuestro país poder recuperar tesoros de un valor económico y cultural incalculable como el de «fragata Mercedes», lo que supone una infinidad de oportunidades que hasta ahora no existían.

La feria Oceanology 2016, celebrada en Londres, confirma lo que era un secreto a voces. La tecnología y la historia caminan a la par, ambas se necesitan y los avances conseguidos en los últimos años reafirman las inversiones realizadas por parte del sector privado y de los países. El mar esconde un sinfín de tesoros a los que ahora podemos acceder. Es por tanto que hablamos de la tecnología entendida como una puerta hacia nuestro pasado.

Aquí un ejemplo de los avances logrados en la exploración marítima ofrecidos en la Oceanology International 2016

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *