Skip to content

RoboHon, el teléfono que se convierte en un pequeño robot de compañía

Sharp anunció en octubre de 2015 que estaba desarrollando un pequeño robot para dar cuerpo a un teléfono móvil, pero en ese entonces solo se presentó el concepto y el primer protoRtipo: sería un móvil, con todas sus funciones típicas, añadiendo un proyector de imágenes y vídeo y funciones especiales para interactuar con las personas. RoboHon, como lo bautizaron, es muy pequeño: apenas mide 19,5 centímetros de altura, pesa 390 gramos y tiene un aspecto adorable.APCE_robohon002

El 14 de abril conocimos finalmente sus especificaciones finales y cómo adquirirlo. El gadget podrá interactuar con personas y responder con acciones a diversos comandos ya que está equipado con software de reconocimiento de voz. Se empezará a comercializar, como era de esperar, en Japón y su precio no es nada asequible.

El creador de RoboHon es Tomotaka Takahashi, reconocido diseñador por trabajos anteriores como ‘Ropid’ o ‘Kirobo’, otros intentos de robots que pueden interactuar con las personas, pero que se han quedado bastante atrásceatec-2015-robohon-9-of-21 en relación a su nueva y fuerte apuesta. En este caso, su nueva creación, RoboHon, está impulsado por Android 5.0, tiene conectividad LTE y posee un proyector de imágenes y vídeos a una resolución de 1280×720 píxeles. Además cuenta con una pantalla LCD de dos pulgadas, cámara de 8 megapíxeles, Bluetooth 4.0, 16GB de almacenamiento interno y batería de 1700 mAh. To

Japón, el país de la tecnología

Japón es un país referente que no ha parado de investigar y trabajar para lograr la evolución de los robots, encontrando nuevas funciones y consiguiendo integrarlos en la sociedad, el gran reto que parece que se está consiguiendo. En este caso, aunque su función básica sea la de un móvil, su aspecto de robot tiene mucho sentido ya que puede sentarse, andar y mover los brazos para expresarse de forma más completa, aportando un nuevo concepto a la comunicación.recorte620_robohon

En occidente, a priori, nos resultaría extraño que sustituyera a nuestros smartphones por su peso y tamaño, pero esperan que en Japón, debido a sus distintas costumbres con los dispositivos, sea todo un éxito. Para saberlo habrá que esperar al próximo 26 de mayo, que es cuando sale a la venta. Su precio inicial son 198.000 yenes, impuestos no incluidos, lo que traducido serían unos 1.610 euros. La compañía, tal y como recoge Xataka, ha expresado su deseo de venderlo también en otros países antes de que finalice el año. ¿Nos acostumbraremos a hablar con un robot en la oreja? Está por ver que triunfe este dispositivo que, aunque no esté diseñado para todos los bolsillos, promete compañía.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *