Skip to content

Satélites, drones y robots para la agricultura

Desde el lanzamiento del primer satélite artificial por parte de la Unión Soviética en 1957, estos aparatos han permitido al ser humano poder identificar las mejores zonas para la agricultura, así como predecir el tiempo, además de permitir el uso del GPS. Los satélites dominan la Tierra desde el espacio.

Gracias a los satélites se ha podido afianzar y pulir los sistemasconcepto-de-satelite de regadío y por ende la agricultura, ya que a través de éstos, se puede medir y vigilar diariamente la evolución de los racimos de uvas, según afirma la bodega Conde de Villseñor que desde Monterrey (México) consiguió monitorizar y controlar sus viñedos de la Rioja «esta tecnología nos permite, a través de las fotografías que recibimos gracias a los satélites, determinar la temperatura de las vides y tomar decisiones por ejemplo, sobre el riego que se necesita en ciertas áreas de nuestros viñedos».

La modernización de la agricultura

La tecnología ha permitido la creación de los denominados satélites ópticos, situados a unos 700 kilómetros de altura y que permiten controlar y garantizar la viabilidad y el éxito de las plantaciones. Estos satélites están conformados por un vehículo espacial, paneles solares, antenas y un compartimento para el combustible de los propulsores, pero incluyen una cámara que toma imágenes en color y en blanco y negro, infrarrojos y sensores que captan diferentes rangos espectrales.

Estos satélites están preparados para drones-agricultura-fumigar-fumigacion-rpas-uav-fumigate-agriculture-air-drone-view-www-airdroneview-com-noticia-noticias-extremadura-escuela-drones-badajoz-caceres-don-benito2aguantar altas temperaturas, según afirman los ingenieros hasta superiores a los 2.000 grados centígrados, según afirma Miguel Ángel Molina ingeniero de GMV Aerospace.

La teledetección ayuda a poder optimizar y reducir el consumo de agua necesario y los fertilizantes que necesitan los cultivos, como poder determinar el momento idóneo en el que utilizarlos. Sin duda, esto supone un gran paso para los agriculturas y para la optimización de los recursos materiales como los económicos.

Según Javier Tardáguila estos satélites y los drones que también comienzan a ser utilizados «capturan imágenes hiperespectrales que permiten observar aspectos no visibles en una fotografía normal como la concentración de clorofila y realizar instantáneas térmicas que revelen información sobre estado hídrico de la vegetación».

Pero la tecnología en la agricultura va más allá de la utilización de satélites y drones,inteligencia-artificial-investigacion-sistemas-computo_image008 la Universidad de Rioja ha diseñado gracias a fondos de la Unión Europea un robot capaz de poder desplazarse a través de los cultivos para cuidarlos, regarlos y analizarlos, reduciendo así la mano del hombre y aumentando la eficacia. La tecnología comienza a dominar uno de los terrenos más rudimentarios del mundo, la agricultura.

 

 

La tecnología en la vinicultura.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *