Skip to content

La revolución de la autofoto: drones para selfies

Aunque las autofotos se lleven sacando prácticamente desde siempre, lo cierto es que no ha sido hasta hace un par de años cuando el sacarse fotografías a uno mismo se ha vuelto una moda, una tendencia, e incluso todo un arte. Para que fuera aún más atrayente hemos adoptado el término anglosajón ‘selfie’ 03_IOT_DRONE_IN_HAND_1024x1024para referirnos a ellos, y como la longitud de nuestro brazo no permitía capturar un gran número de personas, el paisaje, o incluso salir lo suficientemente favorecedores, se creó el estupendo invento de: el palo selfie. Aún así, parece no ser suficiente para los más aficionados de este método, por lo que la tecnología ha dado un paso más en este inquietante problema del ser humano: ya está aquí el drone para selfies.

El ROAM-eROAM-E-WEB-01-1920x1080, como han bautizado al primer selfie-drone, es una creación de la compañía australiana IoT Group. Es un drone creado únicamente para hacer selfies, y para ello cuenta con un procesador ARM Quad-Core Cortex A7 para controlar el vuelo, un sistema de doble rotor con palas abatibles para transportarse de forma sencilla y una cámara con sensor CMOS de 5 megapíxeles en su pequeño cuerpo de 8,5 centímetros. La carga de la batería es bastante rápida, llenándose en solo dos horas, y aunque su autonomía no supera los 20 minutos ésta es intercambiable, por lo que podremos llevar más de una si nos hiciera falta.

El drone, ya a la venta

Por ahora se desconocen detalles sobre el tipo de conexión que utiliza, su capacidad de almacenamiento, si es de memoria interna o ampliable, o si es necesario algún roam-e-drone-7tipo de aplicación para controlarlo y configurarlo, pero creemos que será una herramienta sencilla e intuitiva de usar.

Este invento ya está a la venta en internet y, según Xataka su precio es de unos 349 dólares y lo envían a su hogar en un plazo de unas 12 semanas tras realizar el pago. Aunque su precio sea mucho más elevado que el típico palo selfie de no más de 15 dólares, las ventajas del drone en comparación con el selfie stick son muchas: posee un software de reconocimiento facial para seguir al usuario en cuestión hasta a 25 metros de distancia, puede tomar fotos de 360 grados y enviar incluso los vídeos que saque directamente a un smartphone.

Ahora la duda es, ¿cuánto éxito tendrá en el mercado este capricho? Quizá el próximo selfie viral de las estrellas de Hollywood sea sacado por un drone.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *