Skip to content

La seguridad en los cajeros según variables biométricas

Cada cuerpo humano es único y, como tal, la tecnología ha aprendido a diferenciarnos. Por ejemplo, ya podemos configurar la seguridad de nuestro smartphone con nuestra huella dactilar en lugar de tener que teclear una contraseña. La verdad es que los métodos clásicos para proteger datos como el código PIN están viendo como en muchos casos es sustituido por otros métodos de autenticación más seguros. La seguridad en los cajeros es otro punto a mejorar.

El sector de la banca es uno de los más abiertos actualmente a mejorar su seguridad avanzada mediante el uso de variables biométricas. Según Hipertextual, muchos bancos están pensando en implementar algunas de estas opciones en los próximos años:

  1. Clave en la seguridad en los cajeros: Huella dactilar

Ya se puede utilizar en algunas aplicaciones de banca mediante uso de sistemas como el Touch ID de Apple. En la seguridad en los cajeros automáticos también podemos encontrar esta tecnología, bastando con que, tras insertar la tarjeta de la entidad, el cliente coloque su huella. Obviamente para ser autorizado el cliente habrá tenido que registrar previamente su huella en un lector para su autentificación, pudiendo así operar de forma segura.

cajero-huellas-1024x588

 

  1. Red de venas de la mano

El nuevo sistema PalmSecure funciona con un sensor de luz infrarroja que permite analizar la forma y estructura de las venas de nuestra mano para identificarnos. Está presente ya en algunos cajeros, y se considera un proceso más rápido y cómodo que el de reconocimiento de huellas ya que solo hay que dejar la mano sobre el lector para su registro.

  1. Rostro o iris

El reconocimiento de rostro no se basa en realizar una fotografía, sino enc apturar un mapa 3D de la cara con un gran nivel de precisión. La imagen no se guarda, pero el software la procesa mediante un algoritmo, por lo que la máquina podría reconocer al individuo independientemente de si lleva gafas o no o incluso si se ha dejado barba.

El reconocimiento de iris, por su parte, es bastante similar al del rostro en su forma. La ventaja es que el iris no cambia de forma una vez que hemos cumplido los dos años, por lo que una foto nos serviría para siempre. La comprobación se realizaría fácilmente mediante el uso de la cámara LED con luz infrarroja. Así, la seguridad en los cajeros automáticos quedaría totalmente cerrada a nuestra presencia.

  1. Pulso cardíaco

Al igual que con el resto de variables, cada persona tiene un ritmo cardíaco completamente distinto al de los demás. En esta ocasión se tienen en cuenta el pulso y el tamaño del corazón, por lo que no se descarta que en un futuro podamos sacar dinero de un cajero con tan solo medir rápidamente nuestro ritmo cardíaco.

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *